Matríz de referidos en un multinivel. Parte 2

Éxito y Fracaso¿ES REALMENTE POSIBLE COMPLETAR UNA MATRIZ DE REFERIDOS EN UN MULTINIVEL? - Parte 2

¿PORQUÉ FRACASA TANTA GENTE?

La realidad es que cuando se nos invita a formar parte de la red como distribuidores, quién nos invita, generalmente, nos va a indicar que el producto que le estamos comprando nos puede salir gratis y que además “SOLO POR RECOMENDARLO” podemos conseguir, no únicamente que nos salga gratis, sino que incluso podemos ganar mucho dinero por los consumos de nuestros referidos y por los de los referidos de nuestros referidos en varios niveles.

Esto se suele ver como algo muy sencillo y es la explicación aritmética del MLM, que es el potencial de dicho sistema, lo cual oculta verdades mayores que pasan desapercibidas en un primer momento ante los ojos de los potenciales nuevos distribuidores.

¿ES EL MULTINIVEL PARA TODO EL MUNDO?

La realidad es que, aunque el producto sea magnífico, quítatelo de la cabeza, no lo va a comprar todo el mundo y, sobre todo, la inmensa mayoría de los que lo compren no se van a implicar en su comercialización por muy bueno que sea, ¿por qué?, porque recuerda… a la inmensa mayoría de personas no nos gusta vender, es más, esa inmensa mayoría ni saben ni están dispuestos a aprender lo necesario para ser un profesional de las ventas.

Por tanto, ese crecimiento exponencial no es posible tal como se muestra en teoría.

Para crear una red debes centrarte en las personas comprometidas, es decir, en aquellas personas que no te van a hacer perder tu precioso tiempo y a las cuales vas a poder enseñar todo lo que sabes, claro, siempre y cuando a su vez tú mismo seas una persona comprometida y te hayas tomado la molestia de haber aprendido todo lo que debes conocer sobre el negocio para poder transmitir dicho conocimiento a tus referidos.

Implica seleccionar a tus colaboradores y trabajar con ellos para que les vaya bien, ayudándoles a que su negocio sea próspero para que el tuyo también lo sea. Pero esta es una labor que va a tomarte algunos años y vivir de los ingresos que te producirá tu red será uno de tus objetivos a largo plazo, por lo que tus ventas personales son fundamentalmente lo que te permitirá pagar tus facturas mes a mes.

¿REALMENTE UNA PEQUEÑA INVERSIÓN TE PERMITE DESARROLLAR UN NEGOCIO COMO DISTRIBUIDOR EN UNA COMPAÑÍA MLM?

Bien, comparado con un negocio tradicional efectivamente es una inversión mucho más pequeña, sin duda alguna.

Cierto que la estructura empresarial la pone otro, lo cual no es poco, y además suministra una serie de estrategias de ventas probadas que permiten al distribuidor comenzar su negocio teniendo una base por la cual comenzar su labor de ventas. Tal vez provean de una serie de herramientas como puede ser una página web corporativa personalizada para el distribuidor y un back office desde el cual poder gestionar una parte de su actividad. También suele ser común que la empresa provea material audiovisual enfocado tanto en la venta como en la captación de miembros. Sin duda contar con estos elementos es muy importante y beneficioso para el distribuidor.

Ahora bien, cuando adquieres un paquete de distribuidor, generalmente desde unos 200 USD, ya estas iniciando tu camino en los negocios. Pero este es solo el inicio de tus inversiones.

Para desarrollar un negocio, como cualquier otro negocio, vas a tener que darte a conocer y para ello vas a tener que invertir una importante cantidad de dinero en la promoción de tu negocio mediante diversos sistemas.

Recuerda que es TU NEGOCIO y por lo tanto tú tienes que hacer todo lo necesario para darte a conocer. Este es un aspecto de tu actividad que no debes dejar sin cubrir, porque si nadie te conoce no va a ser muy fácil que alguien te compre o que alguien entre en tu red de referidos.

Por lo tanto, se debe destinar un presupuesto suficientemente importante a publicidad tanto on como off line, es decir, publicidad dentro y fuera de Internet en diferentes medios y de diferentes formas. Esto implica un presupuesto de no menos de 500 USD mensuales y tener buenos conocimientos en cuanto a la gestión de campañas online para obtener un ROI de al menos el 100% de tu inversión para, como mínimo, no perder el dinero invertido.

Mediante la publicidad debes establecer un embudo de ventas que te permita ir creando una base de datos de prospectos cualificados, pues son estos los que finalmente comprarán lo que tu vendes y con los cuales debes establecer una relación que genere su confianza en ti y te compren.

Necesitarás un auto-responder para el seguimiento de tus prospectos.

Para controlar tus campañas y saber qué funciona y que no funciona debes utilizar herramientas de rastreo y enlazar todas tus campañas con analizadores de datos, los cuales son de pago en sus versiones más eficientes. Cuenta con un par de cientos de dólares mensuales adicionales, como mínimo.

Si no sabes cómo hacer estas cosas vas a tener que aprender antes de comenzar y esto implica otras inversiones en formación, suma al menos un par de miles de dólares (para una formación de calidad, todo lo demás es tirar el dinero) y algunos meses de tu tiempo. En caso contrario deberás delegar estas cosas en un profesional, lo cual implicará pagarle mes tras mes.

Si no tienes formación adecuada o si no pagas a un profesional mejor ni toques la publicidad online, porque solo conseguirás gastar tu dinero, en ningún caso será una inversión.

Esto es muy por encima lo que debe tener cualquier distribuidor que pretenda alcanzar un volumen de ventas adecuado a través de internet y/o conseguir nuevos distribuidores para su red.

Ahora bien, la publicidad online no es lo único que debes hacer. Además, deberás realizar acciones publicitarias a nivel local, donde tu resides. Esto implica la confección y distribución de flyers, panfletos, tarjetas de visita, anuncios en periódicos locales, etc…

Cuenta con que mensualmente debes destinar a tu negocio, si quieres que realmente te vaya bien, una inversión de unos 1000 USD, además de las compras de volumen de producto que te imponga la empresa para la cual trabajarás como distribuidor independiente.

Si los conceptos mencionados anteriormente no te suenan mucho, realmente todavía no estás preparado para desarrollar un negocio como distribuidor independiente.

Tus primeros meses son decisivos y los más duros.

Te dirán que, con una inversión de 200 USD, que generalmente es lo que se pide para comprar un kit de distribuidor básico, ya tendrás tu oportunidad para desarrollar tu negocio, pero la verdad es que eso no es ni la punta del iceberg. Necesitas invertir mucho más si quieres que esos 200 USD no caigan en saco roto.

La REALIDAD es que si quieres triunfar vas a tener que disponer de unos 3000 USD mínimo para tener éxito en tus 3 primeros meses. Esto trabajando duro, con una buena planificación y economizando al máximo.
Esos 3 primeros meses de duro trabajo ya serán recompensados si tu inversión en todo lo anterior se recupera, es decir, que tus ganancias cubran completamente tus gastos.
Con eso ya te puedes dar por satisfecho/a.

Esos meses serán tu aprendizaje, en el cual posiblemente no habrás ganado dinero, pero si mucha experiencia y recuperando tu inversión, insisto, te puedes dar por satisfecho. A partir de ahí los meses siguientes serán más productivos, pero si en esos 3 primeros meses no has conseguido que al menos tus inversiones se recuperen, es decir un balance de cómo poco 0, es decir ingresos=gastos, sencillamente habrás perdido dinero.

Pero si te rindes, si desistes en tu empeño, no solo habrás perdido dinero, sino también tu tiempo, y eso es por lo que generalmente le cobramos a un patrón, por nuestro tiempo y nuestros conocimientos aplicados durante ese tiempo.

Será el momento de decidir si continuar o abandonar, eres tú quién debe valorarlo, quién debe decidir si seguir invirtiendo tiempo y dinero o abandonar si consideras que continuar con dicha inversión también va a ser pérdida el mes próximo.

En todo caso piensa siempre que, como todo negocio, vas a tener que arriesgar un mínimo, pero teniendo en cuenta que en realidad la inversión en la compra de un kit de distribuidor no sirve para nada si a ésta no le siguen otras inversiones necesarias para que tus pretensiones de negocio fructifiquen.

Esta es la realidad y es a esto a lo que tienes que estar dispuesto cuando inicias un negocio mediante el sistema de distribución de network marketing o MLM.

Pero esto no te lo van a decir normalmente, sino que, por desgracia, es algo que viene después de la compra del kit de distribuidor, donde normalmente la empresa te va a orientar sobre lo que debes hacer para llegar a las personas, tanto para vender el producto como para hacer distribuidores.

Este fallo, el no advertir u orientar convenientemente a sus prospectos sobre lo que realmente implica tener su propio negocio con la empresa de la cual son distribuidores, lo cometen la mayoría de distribuidores, generalmente por miedo a que la persona no se haga distribuidor si se le expone la realidad del negocio.

Lo único que consiguen es que sus referidos comiencen, pero no que avancen, porque solo les han hablado del poder del multinivel, mediante el cual todo estaba prácticamente hecho con tan solo referir, por ejemplo, a dos personas y estas a dos cada una, etc… algo que, en la inmensa mayoría de negocios que utilizan el sistema de distribución multinivel no es más que simple teoría aritmética, pero que muy difícilmente se cumple en la práctica, como veremos unos párrafos más adelante.

No te pierdas la tercera parte de esta entrega: Matríz de referidos en un multinivel. Parte 3, si no lo has hecho, te recomendamos leer Matríz de referidos en un multinivel. Parte 1

Publicado en Network Marketing y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.