¿Por qué los emprendedores anglosajones son más exitosos que los hispanos?

¿Por qué los emprendedores anglosajones son más exitosos que los hispanos?

PORQUÉ LOS EMPRENDEDORES SAJONES SON MÁS EXITOSOS QUE LOS HISPANOSLas diferencias entre los emprendedores anglosajones y los países hispanos son enormes.

Pero la mayor, la que crea la brecha de la cual derivan todas las demás diferencias es una sola:

la mentalidad

Ésta es la razón más importante de ¿por qué los emprendedores anglosajones son más exitosos que los hispanos?

Puede sonar a cliché, pero déjame explicarte por qué lo digo.

Los empresarios y emprendedores anglosajones, y sobre todo los norteamericanos, creen que lo que quieren conseguir, es posible conseguirlo y al creerlo, lo consiguen.

Creen que hay oportunidades para todos, que el éxito está accesible a todo el que esté dispuesto a trabajar por él y creen que todo es posible sin importar la situación económica, la condición social o la raza. No estoy diciendo que basta con tan solo “creer” para conseguir algo, pero éste es sin duda un requisito básico que no puede faltar.

El segmento de emprendedores y empresarios hispanos, en cambio, está lleno de creencias limitantes y al mismo tiempo, está lleno de conformismo.

Existe la creencia de que el gobierno y otras entidades, son las responsables de nuestro éxito o fracaso y que, sin su ayuda, no podremos lograr nada considerable.

Se cree que los recursos disponibles son escasos y que no hay suficiente para todos. Y para compensar estas creencias y no morirse de depresión por culpa de ellas, se conforman con la situación actual.

No aspiran a mucho para que no haya decepciones y cualquier persona que tenga la meta de tener más de lo que necesitaría para vivir, se le tacha de codicioso.

Se tiene la fuerte creencia de que lo que nos impide tener éxito no tiene que ver con nuestra mentalidad sino con el país en el que vivimos.

He conocido a estadounidenses que viven en Tailandia, Filipinas, Bali y otros países muy lejanos a EUA y aun así tienen mucho éxito en sus negocios.

El país donde viven no es un factor determinante en su éxito, sino la mentalidad con la que llegan al país donde viven.

En el mercado hispano se suele escuchar la frase:

“Aquí es diferente, aquí no tenemos las oportunidades que los Norteamericanos tienen“

Esta frase tiene su grado de verdad, pero no es por eso que tenemos menos éxito que los americanos.

Veamos, por ejemplo en cuanto a la formación…

Las personas de éxito en los Estados Unidos de América invierten dinero en formación y educación para así disponer de las herramientas mentales que les ayudarán a crearse las oportunidades que los llevarán a conseguir las metas que quieren, mientras que el mercado hispano, espera recibir la formación gratis por parte del gobierno a través de subvenciones o becas.

¿Qué nos indica esta situación? que los norteamericanos se crean las oportunidades ellos mismos, no esperan a que se las den en bandeja de plata.

Hay una cita de Francis Bacon que dice:

“un hombre sabio se crea más oportunidades de las que encuentra.”

En otras palabras:

Si los demás (familia, amigos, gobierno, sociedad, etc.) no te dan las oportunidades que necesitas, debes creártelas tú mismo o arrimarte a quién genera dichas oportunidades y te permite ser parte de ellas.

Pero este es un pensamiento muy aterrador para muchos hispanos. Siempre será más fácil dejar la responsabilidad en manos de otros.

Otras de las diferencias que se ve en los EUA son que:

El éxito se felicita, no se recrimina.

La ambición es una cualidad positiva, no negativa.

Los millonarios se fomentan, no se critican.

En los países hispanos, predominan las creencias de que:

El dinero es algo malo y, por lo tanto, un motivo de vergüenza.

Tampoco es raro encontrar personas que piensen que los millonarios son todos corruptos y tramposos que han hecho algo ilegal para conseguir lo que tienen.

Hay muchos ricos corruptos, es verdad, pero también hay muchos pobres corruptos, porque en realidad no se trata de cuánto dinero tiene la persona que es corrupta, sino de sus valores.

Desde luego, los Estados Unidos de América no es una nación perfecta ni libre de problemas (no existe ninguna que lo sea).

Hay muchos americanos viviendo en la pobreza y con serios problemas económicos (como en cualquier lugar del mundo). Pero soy un ferviente creyente en que muchas personas que tienen problemas económicos, los tienen por haber tomado decisiones erradas en sus vidas, con sus carreras, con su formación, con su manera de afrontar los obstáculos que se les presentan, pero sobre todo por ser personas que dejan pasar las oportunidades por ser desconfiadas y pensar que todo el mundo quiere aprovecharse de ellas y no al revés.

La vida no es un viaje fácil de emprender y el éxito no se consigue a través de uno o dos pasos. Muchos emprendedores y empresarios americanos lo saben y no paran de luchar hasta que lo consiguen.

Los del mercado hispano esperan que los demás les solucionen sus propios problemas y creen que, si la vida les da limones, es porque eso es lo único que se merecen.

Sé que muchas personas al leer este artículo dirán: “es lo que hay “, “así somos y así seremos“, “¿qué le vamos a hacer?“…

Estas personas no creen en el cambio ni en el progreso, sino en conformarse con una realidad que otros les han contado y que han llegado a creerse.

Existe entre los latinos la creencia de que las grandes corporaciones nacen grandes, pero eso está demostrado que no es así. El caso de Apple, que nació en un garaje y es a día de hoy la empresa más valorada del mundo es el ejemplo más notable del espíritu emprendedor norteamericano y la demostración de que los sueños pueden hacerse realidad.

Si estuviese en tu mano… ¿Habrías apoyado a Steve Jobs cuando fundó Apple o a Bill Gates cuando fundó Microsoft?

Seguramente estarás diciendo un rotundo SI.

¿Pero lo habrías hecho realmente cuando no eran nadie, cuando nadie les conocía y cuando estaban presentando una visión completamente diferente de las cosas?

Diferente porque fíjate lo que se les dice a los emprendedores:

“Produce o realiza el servicio que la gente busca o necesita”

Por otro lado fíjate lo que decía Steve Jobs:

“La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”

Su filosofía se basó en ir por delante, en una palabra, en INNOVAR.

Cuando todos pensaban en computadores para técnicos en informática, personal especializado con conocimientos en lenguajes informáticos, analistas de sistemas, programadores etc.., él pensó en que cada persona pudiese utilizar un computador sin necesidad de conocimientos especializados, desde el niño hasta el anciano.

Estaba todo por hacer, TODO.

Y cuando digo TODO, piensa en que había que cambiar sobre todo la mentalidad de la gente, del público en general. ¿Habrías apoyado esa idea descabellada? ¿Seguro?

Ahora, ya sabes porque los emprendedores anglosajones son más exitosos que los hispanos.

Pero… permite comentarte que hoy, los latinos, disponemos por primera vez de la oportunidad de ser parte de un Proyecto Tecnológico Empresarial Innovador que dispone del Potencial de Superar a Gigantes Tecnológicos como Google, Microsoft, General Electric… e incluso el mismísimo Apple.

Esta oportunidad implica Apoyar este Gran Proyecto Empresarial Tecnológico desde su nacimiento y creación, y para ello se ha facilitado que cualquier persona, sin importar la situación económica, la condición social o la raza, pero disponiendo de la visión suficiente, pueda hacer parte de la misma.

¿Quizás sea este el momento que has estado esperando?…

Publicado en Emprendedor y etiquetado , .
Imagen de perfil de José Luis Saborido

José Luis Saborido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *