anciano-bolsa

EL TEMA TABÚ QUE LOS POLÍTICOS REHUYEN

El FMI cree que la longevidad es "un riesgo financiero" y sugiere bajar las pensiones

El Fondo Monetario Internacional cree que se debe combinar el "aumento en la edad de jubilación y de las contribuciones" de pensiones con "recortes de las prestaciones futuras".

Avisa en un informe de que si el promedio de vida para 2050 aumentara tres años más de lo esperado, "los costes del envejecimiento podrían aumentar 50%".

Los sistemas de pensiones en la mayoría de los países están al borde de la quiebra y esto no es necesario que lo anuncie el FMI porque cada país sabe muy bien cual es la situación de dicho sistema de pensiones.

No obstante… ¿has notado que este asunto de vital importancia es ignorado vez tras vez en los programas de los partidos políticos?

Ancianos pensiónUN TEMA TABÚ

Parece que nadie quiere enfrentarse a un tema tan delicado como el del pago futuro de las pensiones y sin embargo es un asunto de vital importancia. Por lo que se ha convertido en el tema tabú que los políticos rehuyen.

Podría dar la sensación de que aquí no pasa nada, pero en realidad múltiples informes indican que en los próximos años este será un problema de primer orden si no se toman medidas correctoras de inmediato, aunque ya está siendo tarde.

Lo cierto es que la generalidad de sistemas de pensiones, salvo en algún país donde hace décadas se han dado cuenta de la inviabilidad, es que no son más que simples sistemas piramidales en los cuales la base de retorno de la cotización al sistema de pensiones se pueden satisfacer siempre que la base de nuevos cotizantes crezca de manera suficiente como para hacer frente a las cotizaciones de los cotizantes más antiguos. Cuando la entrada de nuevos cotizantes se ralentiza a ritmo insuficiente el sistema colapsa al no poder hacer frente al pago.

POR QUÉ DEJARÁ DE FUNCIONAR

La mayoría de sistemas de pensiones públicas son sistemas de reparto de prestación.

Esto quiere decir que los cotizantes que trabajan en la actualidad no sirven para crear un fondo personal al cual accedan una vez alcancen la edad de jubilación, sino que dichas cotizaciones pagan a los actuales perceptores de las pensiones. Es decir, el dinero sale del bolsillo de los cotizantes y entra directamente en el de los pensionistas.

Esta forma de financiación de las pensiones implica que el dinero que los cotizantes aportan al sistema público de pensiones no capitaliza de ninguna forma, dado que sale del bolsillo que lo ahorra y entra en el de otro que lo gasta. Por lo tanto, el dinero cotizado por una persona no se rentabiliza de forma alguna, dado que no hay un tiempo en el que el dinero cotizado sea utilizado para su capitalización, es decir, para incrementar el valor de las cotizaciones aportadas.

Por lo tanto, la suma de los importes que perciba una persona durante toda su vida como pensionista no es un cálculo financiero actuarial de sus aportaciones durante su vida laboral, pudiendo exceder con creces las prestaciones recibidas a las aportaciones. Dicho exceso multiplicado por millones de pensionistas puede provocar niveles insostenibles de pensiones.

Manos de ancianoLA BASE DEL PROBLEMA

Mientras la población crecía y la pirámide poblacional presentaba una base sensiblemente superior a las partes superiores de la misma, el sistema funcionaba sin problemas.

Afortunadamente, la esperanza de vida ha ido aumentando y lo hará más en el futro.

En consecuencia, la tasa de dependencia, o número de personas que están cobrando pensión por cada trabajador en activo, seguirá incrementándose paulatinamente.

Un dato preocupante para algunos países, como el caso de España, es el de que en 2015 la población española alcanzó un crecimiento vegetativo negativo por primera vez desde 1999. Esto quiere decir que el número de defunciones ha superado a la cifra de nacimientos.

El dato, así ofrecido, es preocupante dado que la base de sustento de las pensiones, los nacimientos, está en peligro de acarrear el colapso del sistema.

Ahora bien, cuando además añadimos al problema el dato de que la esperanza de vida ha aumentado, tenemos un verdadero y grave problema, dado que el número de defunciones es en realidad menor que en épocas pasadas pero supera al número de nacimientos.

A medida que las personas nacidas durante el Baby Boom en las décadas de los 50 y 60 del siglo pasado comiencen a incorporarse a las clases pasivas (perceptores de pensiones), el problema actual de financiación será cosa de risa, pues el número de pensionistas actuales prácticamente se doblará.

Debemos tener muy claro que las cotizaciones de un solo trabajador no son suficientes para pagar la pensión a un jubilado, sino que se necesitan una media de entre 3 y cinco cotizantes por pensionista.

Por lo tanto, la base de la pirámide que sostenía al sistema de pensiones se está invirtiendo y pronto habrá más pensionistas que cotizantes.

Muñeca anciana y dineroA SIMPLE VISTA SOLUCIONES LÓGICAS

Las soluciones que se propugnan son, entre otras:

Aplicar un factor de sostenibilidad que atenúe el aumento de la esperanza de vida del pensionista, es decir, a Mayor esperanza de vida Menor pensión mensual.

Aumentar el número de cotizantes mediante la prolongación de la vida activa de los trabajadores retrasando la edad de jubilación. Cuanto más tarde se acceda a la jubilación más trabajadores aportarán recursos para pagar las pensiones actuales y menos tiempo de percepción tendrán los futuros pensionistas.

Disminución del ratio de la pensión media sobre salario medio. A menor pensión respecto al último salario mayor sostenibilidad del sistema.

Si se desea que el sistema de pensiones se sostenga a sí mismo, la reforma es inevitable. Alternativamente, si se desea transferir recursos económicos desde otras fuentes, habrá que analizar si dicho trasvase es realista o si sólo conseguirá prolongar durante un cierto periodo de tiempo el actual sistema piramidal.

EN LA PRÁCTICA SOLO PARCHES, NO SOLUCIONES

Pero lo cierto que es que los sistemas de pensiones no se sostienen desde hace tiempo, sobre todo cuando el desempleo resta cotizantes y aumenta el número de perceptores de prestaciones por desempleo, lo cual agrava el problema, por lo que los países se financian en los mercados internacionales emitiendo deuda que no es más que una forma de empobrecer a la población.

Las consecuencias de estas medidas propuestas por parte de algunos expertos serían las siguientes:

Como el sistema de pensiones públicas es un sistema de reparto, aumentar los ingresos del sistema ahora a través de una mayor imposición a los actuales trabajadores reducirá su capacidad adquisitiva actual sin que esté garantizado que a futuro se puedan mantener los actuales niveles adquisitivos de las pensiones.

Bajar el importe de las pensiones solo repercutirá en un menor poder adquisitivo y por lo tanto esta medida se trasladará al mercado con menor consumo por parte de los pensionistas y en consecuencia caerá el empleo proporcionalmente, con lo cual menos cotizantes al sistema de pensiones agravándose el problema y aumentando la deuda soberana.

Aumentar el número de cotizantes mediante la prolongación de la vida laboral implicará más desempleo juvenil, no obstante a día de hoy un trabajador de más de 45 años ya se le considera prácticamente un despojo laboral.

crash financiero¿Son acaso los gobiernos ignorantes de la era digital que se está implantando a paso veloz? ¿de la revolución digital, la robótica y la inteligencia artificial que destruirá millones de puestos de trabajo agravando el problema de falta de cotizaciones a las pensiones públicas?

Para aquellos que tenemos menos de 55 años de edad, más nos vale complementar la eventual futura pensión pública con nuestro propio sistema de ahorro privado.

En realidad lo que se necesita es que todas las personas puedan contar con un nuevo modelo que les permita obtener ingresos de diversas fuentes, a ser posible aprovechando precisamente las nuevas tecnologías y la automatización y olvidar un sistema de pensiones que impone cotizaciones a personas que en el futuro se verán sin retorno a su esfuerzo social, es decir, o bien en el mejor de los casos recibirán una pensión insuficiente para una vida digna en la parte final de sus vidas o bien no percibirán nada en absoluto y deberán trabajar hasta el final.

Esta es la realidad de la cual ningún político quiere hablar a día de hoy porque sencillamente no sabe como solucionar este problema de dimensiones insospechadas que se presentará sin falta en los próximos años.

TRABAJAMOS PARA APORTAR SOLUCIONES

PURE FEEDBACK SYSTEM es un proyecto global que ha sido diseñado para que todas las personas, en independencia de su situación económica actual, puedan obtener ingresos del entero sistema comercial a nivel mundial permitiendo que se beneficien de la automatización y de la globalización en lugar de ser sus víctimas. Supone la integración de todas las personas a un nuevo mundo de abundancia y prosperidad que les permitirá complementar sus ingresos de forma automática, sin necesidad de conocimientos especiales, porque simplemente serán retribuidos por hacer lo que ya hacen todos los días, algo que todo el mundo sabe hacer desde niño.

Su potencial es tan elevado que permitirá a millones de personas elevar su nivel social y su poder adquisitivo sin depender en absoluto de los sistemas de pensiones, ayudas sociales o percepciones por desempleo.

Hoy, estamos en vías de transformar este proyecto en una realidad a la cual tú tienes la posibilidad de unirte como uno de sus pioneros o Socios Fundadores.

¿Te Gustaría Integrar este Ambicioso Proyecto?

botón infórmate
Pure Feedback System logo

“Anticipados al Futuro”

Publicado en Emprendedor y etiquetado , , , .
Imagen de perfil de José Luis Saborido

José Luis Saborido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *